ANA, HISTORIA DE UN YACIMIENTO SINGULAR (CINCTORRES, CASTELLÓN)

ANDRÉS SANTOS-CUBEDO* & MAITE SUÑER^

*Grup Guix, Santa Lucia 75, 12540 Vila-real

^Departament de Geologia, Universitat de Valencia, Doctor Moliner 50, 46100 Burjasot

SITUACIÓN GEOGRÁFICA Y GEOLÓGICA

La localidad de Cinctorres se encuentra situada al norte de la provincia de Castellón, en la comarca de Els Ports, a unos 100 km. al norte de la capital (Castellón). El mejor acceso a la localidad, es por la N-232 (Vinaroz-Vitoria), hasta Morella y allí tomar una carretera comarcal que nos llevará hasta Cinctorres (hoja cartográfica 1:50.000 del ejército, número 544 (Forcall)).

El área objeto de este estudio se encuentra situada en el sector oriental de la Cordillera Ibérica, la cual está situada al noroeste de la Península Ibérica y se extiende en dirección Noroeste-Sureste, quedando limitada al Noroeste por la depresión del Ebro.

El yacimiento queda ubicado dentro de ésta en lo que se conoce con el nombre de cuenca del Maestrazgo, que tiene una especial significación durante el Jurásico superior y el Cretácico inferior, formando parte de un gran conjunto denominado "cuencas mesozoicas intracontinentales del margen oriental de la placa ibérica (Iberia)", Salas et al. (1995).

Salas et al. (1995), proponen una serie de unidades para el Cretácico inferior de las cuencas del Maestrazgo y Aliaga-Peñagolosa. Estos autores describen la megasecuencia cretácica inferior que comprende desde el Berriasiense terminal hasta el Albiense medio.

Dentro de esta megasecuencia pueden distinguirse, por lo menos, diez secuencias depositacionales (SD), quedando la zona excavada dentro de la SD aptiense inferior. Esta secuencia depositacional comprende varias formaciones, siendo la Formación Morella la que alberga los fósiles excavados en el yacimiento de Cinctorres.

UN POCO DE HISTORIA SOBRE EL HALLAZGO Y LA ACTUACIÓN EN EL YACIMIENTO

En el verano de 1998 el geólogo de Cintorres Ramón Ortí, descubrió siguiendo las indicaciones de Don Pedro Querol, en la partida del Mas Roig en una finca de Don José Casanova, unos huesos de grandes dimensiones repartidos por la superficie del terreno. Como buen conocedor de los alrededores de su pueblo natal, de las formaciones geológicas y del tipo de huesos encontrados, no tardó en darse cuenta que aquellos fósiles que había localizado pertenecían a un "animal" que habitó la comarca de Els Ports hace entre 110 y 115 millones de años (Aptiense, Cretácico inferior) y que todos conocemos con el nombre de dinosaurios.

Muy pronto se dio cuenta de la importancia del hallazgo, poniéndolo en conocimiento de las autoridades locales, las que a su vez dieron parte a la Generalitat Valenciana. Su descubridor bautizó el yacimiento como ANA, en honor a una de sus hijas.

Tras un primer intento por excavar el yacimiento en 1999 el hallazgo cae en el olvido hasta que a principios del año 2002, paleontólogos del Grup Guix de Vila-real, que conocían la existencia del yacimiento a través de otro insigne Cinctorrano, Mosen Serafí Sorribes, visitaron el mismo. El interés mostrado por el Ayuntamiento y en particular por D. José Manuel Gisbert y por el responsable del Museo municipal D. Miquel Guardiola, para que éste fuera excavado, hizo que el Grup Guix se pusiera en contacto con paleontólogos del Institut de Paleontologia M. Crusafont de Sabadell, para que éstos visitaran el yacimiento. Una vez evaluada la importancia del mismo por Angel Galobart y Andrés Santos y visto el deterioro de algunas de las piezas expuestas en superficie y el peligro de pérdida de fósiles bien por expolio o erosión, se proyecta realizar a la mayor brevedad posible una excavación de urgencia entre el Grup Guix, el Institut de Paleontologia y el Museo del Ayuntamiento de Cinctorres, para lo que son solicitados los permisos pertinentes. Tras un retraso administrativo, por fin la actuación que tenía que haber comenzado el 10 de mayo se inicia el 14 de este mismo mes.

 

LA PROTECCIÓN DEL YACIMIENTO ANA

La comarca de Els Ports viene sufriendo numerosos actos que han afectado a su patrimonio paleontológico. Algo que desgraciadamente es tan histórico y tan frecuente como los hallazgos de dinosaurios en la zona. Lo que no ha cambiado el paso del tiempo, tampoco lo ha hecho la Ley 4/1998 del Patrimonio Cultural Valenciano ni las leyes anteriores. Así ya el ilustre paleontólogo ROYO Y GÓMEZ en 1926 denuncia la utilización de diversos fósiles de dinosaurios para el relleno del puente de la carretera de Morella a Cinctorres y hace un llamamiento a la colaboración ciudadana para que no vuelvan a ocurrir situaciones como ésta (Alcalá & Alcalá (1996); Sanz (1996)).

Lamentablemente ANA no ha escapado a esta triste historia que va ligada a tantos y tantos yacimientos de vertebrados de la provincia de Castellón. Ya desde un principio las autoridades locales, a diferencia de otros ejemplos, obraron correctamente poniendo en conocimiento de la Conselleria de Cultura i Educació el descubrimiento del yacimiento. Del mismo modo alertaron del peligro de expolio y de deterioro que los fósiles expuestos a la intemperie podían sufrir, como así queda constancia en los artículos publicados en los periódicos Levante y Mediterráneo (días 2 y 3 de febrero de 1999).

En las visitas previas al comienzo de la excavación de urgencia realizamos diversas fotos y un video del yacimiento y de los alrededores, que más tarde han ido viendo tanto el descubridor de los fósiles como diversas personas de la localidad que visitaron el lugar al poco de ser descubierto y todos coinciden en afirmar que habían desaparecido piezas de la superficie en el transcurso de estos casi cuatro años. Tuvimos la suerte de encontrar a una persona que conservaba algunas fotos tomadas a un hueso aflorando en el yacimiento pocos días después de su descubrimiento y que ya había desaparecido cuando nosotros visitamos por primera vez el lugar.

La actuación llevada a cabo por el Grup Guix de Vila-real, el Institut de Paleontologia de Sabadell y el Museu de Cinctorres ha permitido no sólo salvar, conservar, restaurar y difundir el patrimonio castellonense, sino que además ha evitado que siguiera el expolio del yacimiento, pues junto con la tarea de concienciar a los habitantes de Cinctorres del valor patrimonial de sus tierras a través de charlas, después de cada excavación se han efectuado los trabajos pertinentes para que el yacimiento quedara protegido y a salvo de la erosión y de los expoliadores.

EXCAVANDO EL YACIMIENTO ANA

La primera campaña de excavación tiene lugar entre los días 14 y 26 de Mayo, bajo la dirección de Angel Galobart y Andrés Santos, y se recuperan 74 fósiles, entre los que destaca la presencia de fósiles atribuidos en un primer momento a un cocodrilo, dos dinosaurios terópodos y un dinosaurio saurópodo. La cantidad de material y la importancia de las piezas recuperadas hicieron que el Grup Guix de Vila-real, el Institut de Paleontologia de Sabadell, el Museo y el Ayuntamiento de Cinctorres prepararan una segunda campaña de excavación para tratar de recuperar más fósiles de este yacimiento que sin duda alguna será un referente nacional en la Paleontología del Cretácico de España.

La segunda campaña tiene lugar entre los días 16 y 29 de septiembre de 2002, bajo la dirección de Angel Galobart, Andrés Santos y Maite Suñer. Visto que la excavación de urgencia de mayo resultó muy positiva, se decide desplazar al campo un gran equipo científico para recuperar el mayor número posible de piezas. Para ello se despliega un equipo formado por ocho paleontólogos, dos restauradores y algunos aficionados que completan uno de los equipos más numerosos desplazados a una excavación paleontológica en la provincia de Castellón en los últimos años.

Figura 3.- Yacimiento ANA, Cinctorres (Castellón). Fotografía del equipo de trabajo en la segunda campaña de excavación. (Foto Andrés Santos, 2002).

Los resultados de esta segunda campaña son espectaculares, recuperándose entre otras, piezas de gran envergadura como son una tibia de 108 cm. y una escápula de 100 cm. de longitud. Además aumenta el número de especies encontradas en el yacimiento ya que de confirmarse en estudios posteriores la presencia de un iguanodóntido, serían cuatro las especies de dinosaurios existentes, sumándose a la lista un nuevo vertebrado, un <pez> aún por determinar que pasaría también a engrosar la lista de géneros existentes en el Cretácico inferior de la comarca de Els Ports.

Figura 4.- Yacimiento ANA, Cinctorres (Castellón). Fotografía de una escápula y una tibia, recuperados en la segunda campaña de excavación. (Foto Andrés Santos, 2002).
Figura 5.- Yacimiento ANA, Cinctorres (Castellón). Toma de coordenadas X e Y, de un fósil para proceder a su dibujo. (Foto Vicent Ginés, 2002).

CONCLUSIONES

Nos encontramos en las primeras fases que todo proyecto paleontológico debe desarrollar, y es mucho el trabajo que todavía debe realizarse. El material recuperado hasta ahora está terminándose de restaurar, proceso imprescindible antes de proceder a su estudio detallado y publicación, y que por otro lado suele ser una de las partes más costosas. En el yacimiento todavía queda material por ser excavado, que puede aportar nuevos datos y que completará las investigaciones en curso, como son los estudios tafonómicos, sedimentológicos, etc.

Así pues, si hasta el momento, los fósiles y los primeros resultados obtenidos son sumamente interesantes, aún lo son más las expectativas de futuro, ya que la certeza de que quedan fósiles por extraer en el yacimiento, nos hace pensar que puedan aparecer piezas especialmente determinantes, y por ahora ANA es un yacimiento en el que se han recuperado 171 fósiles, con un mínimo de seis especies diferentes de vertebrados y una de invertebrados, siendo el primer yacimiento de dinosaurios excavado, ya en dos campañas, fuera de la localidad de Morella, lo que amplia el registro de localidades españolas con fósiles de estos vertebrados.

Por último, queremos aprovechar todo lo expuesto hasta ahora, para precisar una información aparecida en un artículo publicado el jueves 4 de febrero de 1999 en el Periódico Mediterráneo, y que ha servido de base para dar título a este trabajo , en la que en una reseña referida a los hallazgos en la localidad de Cinctorres, podía leerse al final del mismo: "...cuyos informes restaban singularidad al hallazgo". No sólo pensamos que ANA, es un yacimiento singular, como lo demuestran los fósiles obtenidos hasta ahora y lo harán los recuperados en un futuro, sino que para un paleontólogo el hallazgo de todo yacimiento paleontológico, por lo que en sí ya suponen los fósiles, debería ser un hecho singular.

Figura 6.- Yacimiento ANA, Cinctorres (Castellón). Fotografía de dos vértebras, recuperadas en las campañas de excavación prácticamente ya restauradas. (Foto Andrés Santos, 2002).

 

AGRADECIMIENTOS

La campaña de excavaciones de septiembre de 2002 se financió parcialmente con una ayuda de 2846 euros concedida por la Consellería de Cultura y Educación de la Generalitat Valenciana. Las campañas de mayo y septiembre de 2002 fueron costeadas en su mayor parte por el Ayuntamiento de Cinctorres, el Institut de Paleontología M. Crusafont de Sabadell y el Grup Guix de Vila-real. Los autores quieren agradecer al Dr. Galobart la lectura crítica del manuscrito, y la colaboración del ayuntamiento y el museo de Cinctorres, el IPS, el Grup Guix y la Universitat de Valencia.

 

BIBLIOGRAFÍA

Alcalá, B. & Alcalá, L. 1996. La paleontología castellonense explorada por José Royo Gómez. Geogaceta, 19: 177-180.

Salas, R., Martín-Closas, C., Querol, X., Guimerà, J. & Roca, E. 1995. Evolución tectonosedimentaria de las cuencas del Maestrazgo y Aliaga-Penyagolosa durante el Cretácico inferior. In: El Cretácico inferior del Nordeste de Iberia, Publicacions de la Universitat de Barcelona: 13-94.

Sanz, J.L. 1996. José Royo y Gómez y los dinosaurios españoles. Geogaceta, 19: 167-168.

 

 

Figura 1.- Yacimiento ANA, Cinctorres (Castellón). Fotografía de una vértebra, recuperada en las campaña de excavación de Septiembre. (Foto Andrés Santos, 2002).
Figura 2.- Yacimiento ANA, Cinctorres (Castellón). Visita de escolares a las excavaciones y charla para concienciarlos de la importancia del Patrimonio Valenciano. (Foto Judith Fernández, 2002).

NOTA: Quedan reservados todos los derechos de los autores de las fotografías. Salvo autorización escrita por el autor, quedan prohibidos la duplicación, alquiler o préstamo, así como la utilización de este documento (o partes de él) para la ejecución, pública, radiodifusión o cualquier otro fin. Del mismo modo no está permitida la reproducción total o parcial de este documento (o su contenido), ni su tratamiento o transmisión por cualquier medio o método sin autorización escrita del autor (Andrés Santos Cubedo).

 

DERECHOS RESERVADOS © 2003 respecto a esta edición por:

Andrés Santos Cubedo. C/ Asunción, 46. 12540 Vila-real (Castellón)

 

 

 

Última actualización: Septiembre de 2003